EN OAXACA LA JUSTICIA NO LLEGA

Pronunciamiento sobre la designación del nuevo fiscal y la justicia en Oaxaca

El 25 de enero del presente año la LXV Legislatura del Congreso de Oaxaca eligió a José Bernardo Rodríguez Alamilla como nuevo titular de la Fiscalía General, en sustitución de Arturo Peimbert Calvo que renunció a dicho cargo el 23 de diciembre de 2022. Este nombramiento ha generado diversas reacciones por parte de organizaciones de la sociedad civil, así como de actores sociales y políticos. Debido a la importancia que reviste esta designación para la impartición de justicia, la democracia y los derechos humanos en el estado, desde Servicios para una Educación Alternativa A. C. EDUCA, hacemos una serie de reflexiones y consideraciones frente a esta situación:

1.- México atraviesa por una grave crisis de acceso a la justicia, corrupción e impunidad. El nuevo sistema de justicia penal fracasó debido a que no avanzó, a la par de las reformas y modificaciones constitucionales, la capacitación de los ministerios públicos, la profesionalización de operadores y funcionarios, el incremento al presupuesto, ni tampoco se logró contar una policía profesional y confiable. El índice de impunidad federal alcanzó, tan sólo en el año 2021, el 96.1 %, superior a la de años anteriores (México Evalúa). En materia de derechos humanos, el sistema de Naciones Unidas y el sistema Interamericano, difícilmente inciden en las acciones de los operadores de la justicia en el país en casos graves contra personas defensoras y periodistas y, aunque existen convenios de cooperación, casi no se permite su coadyuvancia en las investigaciones. En México la justicia no llega.

2.- Oaxaca es el estado del país donde se han cometido más crímenes en contra de personas defensoras de los derechos humanos y el territorio, a la fecha suman un total de 34 en los últimos 4 años. Estos asesinatos permanecen en total impunidad debido a una falta de rigor en la investigación criminal y a una ineficaz actuación del aparato de impartición de justicia. Aunado a esto, en los dos primeros meses del actual gobierno, ocurrieron 25 feminicidios y la mayoría de los perpetradores siguen libres. En diversas ocasiones familiares de víctimas y organizaciones se pronunciaron sobre la falta de prevención y atención a denuncias de violencia feminicida. Existen expedientes rezagados de casos graves: la Masacre de Agua Fría (2002); los crímenes contra activistas de la APPO (2006-2007); el asesinato de Bety Cariño y Jyri Jaakkola (2010), sólo por mencionar algunos de los casos de mayor resonancia; con todo y la creación de la Fiscalía de Investigaciones en Delitos de Trascendencia Social, los casos no avanzan. Este panorama nos revela un estado de desinterés, rezago e impunidad en la impartición de justicia en Oaxaca.

3.- En este contexto se inscribe el nombramiento del nuevo fiscal en Oaxaca. La designación de Bernardo Rodríguez sigue un patrón que ya se había observado anteriormente, de la oficina encargada de la protección y defensa de los derechos humanos pasa a la oficina encargada de la política criminal y persecución de los delitos. Es evidente que cubre un perfil idóneo para dar continuidad a un sistema de procuración de justicia que no le dio los resultados a la población, por lo que hubo 24 eventos de linchamientos o intentos de linchamientos en Oaxaca sólo en 2022. La situación estructural que hemos descrito anteriormente va más allá del nombramiento de un fiscal. Hay una estructura inoperante que hace que en Oaxaca tengamos una impunidad del cien por ciento (Impunidad Cero), el estado con mayor grado de impunidad en México. La procuración de la justicia en Oaxaca está asentada en la impunidad, la corrupción y los pactos entre los grupos políticos. Las Fiscalías Regionales están ligadas a los grupos de poder o a los caciques regionales, o bien, a la delincuencia organizada. En las Fiscalías no existen los instrumentos, los procedimientos, ni la tecnología necesaria, no tenemos una policía profesional para investigar delitos. En suma, la reforma al sistema penal no pasó por Oaxaca. La designación de Rodríguez Alamilla, viene a ser otro nombramiento dentro de una estructura que no funciona. Si no observamos la grave crisis de la procuración de justicia en Oaxaca nos vamos a quedar solamente en la crítica al nombramiento de una persona.

4.- En los casos de personas defensoras, que como EDUCA acompañamos, no se han logrado avances. No hay una actuación de la Fiscalía en lógica de derechos humanos, se abren carpetas de investigación como “homicidios cualesquiera”, debido a la falta de claridad de la Fiscalía que no entiende el papel que juegan las personas defensoras en la sociedad. Además, no hay recursos para medidas cautelares, ni un sistema de protección. La justicia sigue siendo a modo, se persiguen delitos por consigna o por interés político. Las actuaciones de la Fiscalía son poco transparentes y eficaces. Existe también mucha responsabilidad de la Federación y del Poder Judicial en estos casos. De muy poco ha servido que desde la sociedad civil se propongan iniciativas de ley, protocolos, medidas de protección, si éstas no se cumplen y la justicia no llega a las víctimas y sus familias.

5.- Consideramos que tienen que darse cambios en el modelo de procuración de justicia en Oaxaca. En principio, se requiere una reforma integral a la Fiscalía, hacer una institución que sirva, transparente, cuyas actuaciones estén apegadas a los más altos estándares en materia de derechos humanos, con personal profesionalizado y presupuesto suficiente para el desempeño de su misión. Revisar el trabajo de las Fiscalías Regionales para impulsar los cambios necesarios. Valorar el desempeño de las Fiscalías Especializadas y la reestructuración de estas. Retomar carpetas y expedientes rezagados para profundizar en investigaciones que lleven a fincar responsabilidades penales a perpetradores de crímenes.

Finalmente, nos preocupa el futuro la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, la falta de titular y el poco interés que parece existir en el gobierno de la cuarta transformación en la protección y salvaguarda de los derechos humanos, coloca a este organismo autónomo en una situación de vulnerabilidad. Se suma a esta fragilidad la falta de un Consejo Ciudadano en funciones, el desmantelamiento de las Defensorías Especializadas y la ausencia de estrategias para prevenir riesgos; esto en medio de una ola de asesinatos de personas defensoras. Esperamos que tanto la Fiscalía como la DDHPO no se conviertan en apéndices del gobierno, sino por el contrario que sean instituciones fuertes, que cumplan con su labor de defender a la sociedad y procurar la justicia y el respeto a los derechos humanos del pueblo de Oaxaca.

#JusticiaParaOaxaca

Servicios para una Educación Alternativa A.C. EDUCA

Oaxaca de Juárez, Oax. 3 de febrero de 2023.

The post EN OAXACA LA JUSTICIA NO LLEGA appeared first on EDUCA.

source https://www.educaoaxaca.org/en-oaxaca-la-justicia-no-llega/

Oaxaca el estado más peligroso para la defensa de derechos humanos: EDUCA

– México sufre crisis de violencia e impunidad, alerta EDUCA

– En el país, 141 personas defensoras asesinadas y 17 desparecidas en 4 años

– Campaña «Alas y Raíces de los Movimientos Sociales en Oaxaca» denuncia la violencia contra procesos de defensa

En México, 141 personas defensoras fueron asesinadas en cuatro años. Este total de asesinatos data del inicio del actual sexenio en diciembre de 2018 hasta noviembre de 2022, incluye a 19 mujeres y 8 personas de la diversidad, asi como 114 hombres.

Familias enteras desplazadas, niños huérfanos y comunidades con el tejido social roto son algunas de las dramáticas consecuencias que se esconden detrás de las cifras de esta estadística de violencia.

Es importante mencionar que, la gran mayoría de los asesinatos y ejecuciones extrajudiciales ha quedado en total impunidad, por lo que el ciclo vicioso de la violencia se sigue acelerando.

El país padece desde hace años una severa crisis de derechos humanos que incluye una gran vulnerabilidad de las personas que defienden los derechos de todas y todos.

Nuestro registro contiene información verificada por cada uno de los casos, y cada persona defensora asesinada fue reivindicada por organizaciones locales o internacionales como luchadoras y luchadores que defendieron los derechos humanos.

 

Oaxaca, Guerrero, Chiapas y Chihuahua, mortales para la defensa de derechos

De ese total en el país, 34 crímenes corresponden a defensores de Oaxaca. Oaxaca es el estado más peligroso para la defensa de derechos humanos en México. Le siguen Guerrero con 25, Chiapas con 14 y Chihuahua con 10 personas defensoras asesinadas en los últimos cuatro años.

En la lista de las 17 personas defensoras desaparecidas se encuentran los mismos cuatro estados: En 2021, en Chihuahua fueron desaparecidas 10 personas defensoras, siete indígenas yaquis y tres trabajadores de ranchos. En Guerrero, Vicente Suástegui lleva más de un año en calidad de desaparecido. Y en Oaxaca siguen desaparecidas Claudia Uruchurtu de Nochixtlán, asi como cuatro defensores del bosque de San Esteban Atatlahuca, la ambientalista Irma Galindo entre ellas.

Los estados Oaxaca, Guerrero, Chiapas y Chihuahua suman a más de la mitad de asesinatos, ejecuciones y desapariciones de personas defensoras.

En Oaxaca, el mayor peligro para personas defensoras son las autoridades locales. La mayoría de ataques se registró en las regiones Costa y Mixteca. La violencia está alimentada por la complicidad entre poderes fácticos y autoridades locales (emanados de todos los partidos y también del sistema normativo interno).

Entre los temas con más riesgo, en el sur del país se perfila la defensa del territorio frente inversiones y proyectos de desarrollo. En Oaxaca, cada tercera persona defensora asesinada defendió la tierra y el territorio. El 91% de ellos, pertenecía a un pueblo indígena.

A nivel país preocupa el aumento de asesinatos de madres buscadoras de personas desaparecidas, por lo que nos sumamos al llamado de la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) a reconocer y proteger a las mujeres buscadoras.

“Cuando defiendo territorio, defiendo mi vida”: resumió un defensor comunitario en la serie de cortos documentales de la campaña «Alas y Raíces del Movimiento Social de Oaxaca», publicado por EDUCA.

Como Servicios de Educación Alternativa EDUCA, compartimos las denuncias y esperanzas de las personas defensoras y de las comunidades que luchan por sus derechos.

Se necesitan urgentemente políticas de protección a personas defensoras en el estado de Oaxaca y el país. Los casos de asesinatos y desapariciones no pueden continuar en la impunidad.

Con el inicio de un nuevo sexenio en Oaxaca, acrecentarémos nuestros esfuerzos de monitoreo de agresiones y trabajaremos también en la resolución no-violenta de los conflictos sociales y políticos.

En el contexto de este 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos, EDUCA reconoce el trabajo, el esfuerzo y sacrificio de todas estas personas defensoras que fueron asesinadas, y cuyo compromiso en defensa del territorio, la cultura y los derechos a la vida ha quedado plasmada en el imaginario colectivo de la sociedad.

Serie documental “Alas y Raíces de los movimientos sociales en Oaxaca”

Cartel de la campaña:

Inicia campaña con Episodio 1 del documental: “Alas y Raíces de los movimientos sociales en Oaxaca”

«Alas y Raíces de los Movimientos Sociales en Oaxaca» es una campaña que tiene el objetivo de visibilizar a comunidades y movimientos en defensa de sus derechos en Oaxaca, sus principales denuncias y esperanzas, así como las estructuras de desigualdad históricas hacia los mismos, reivindicando la defensa comunitaria como un derecho humano.

Iniciamos con una serie de 5 vídeos los cuales profundizan en los testimonios de los movimientos sociales de Oaxaca, donde la memoria histórica conduce a la movilización social y cuestiona profundamente el contexto neoliberal y el despojo capitalista.

La serie se enfoca en las lecturas, retos y alternativas de los movimientos sociales en Oaxaca, quienes están profundamente enraizados en la memoria histórica, en el trabajo comunitario, en la búsqueda y construcción permanente de alternativas al modelo desarrollista: la acción colectiva, la participación de las mujeres, la recuperación y defensa de los territorios, la educación comunal y la agroecología son expresiones que cobran vital importancia en esta serie.

La serie consta de 5 capítulos, el primero de ellos, “Las raíces y las alas del movimiento popular en Oaxaca” realiza un recuento histórico de las diversas luchas en Oaxaca: la construcción del poder local (municipal y agrario), contra los cacicazgos, por la autonomía universitaria, la defensa del territorio y los derechos de los pueblos indígenas son distintivos frente a los gobiernos autoritarios y el capitalismo, de igual forma realiza un análisis sobre el gobierno de la Cuarta Transformación y la perspectiva de los movimientos frente a éste.

Ver el primer video de la Serie documental “Alas y Raíces de los movimientos sociales en Oaxaca”